domingo, mayo 06, 2007

Llamamiento a las viñetas!!: Enki Bilal, el sueño del monstruo


EL SUEÑO DEL MONSTRUO (1)


Precedido del injusto varapalo crítico a la anterior entrega, y con un acusado descenso de lectores ( de 850.000 a 280.000 ), llega ahora a nuestro país el último capítulo de la tetralogía “El sueño del monstruo”, la obra más ambiciosa de Enki Bilal. Un proyecto que ha tardado casi una década en materializarse.

Precisamente el largo período de tiempo de gestación, unido a lo inaccesible del propósito último de Bilal, ha impedido hasta ahora que tengamos una visión de esta obra como unidad. En efecto, al contrario que en la Trilogía Nikopol, donde cada album formaba un todo en sí mismo, “El sueño del monstruo” se ha caracterizado por una, al menos en apariencia, feroz individualidad de cada entrega, que hacía de cada lectura una experiencia a la vez fascinante y frustrante.

De la creciente dificultad del primer número, pasamos a la impenetrabilidad del segundo, y de ahí a la absoluta indescifrabilidad del tercero, no por casualidad, el peor acogido de los tres. Cada album parecía ir por libre, y no eran pocos lo que injustamente criticaban, con demasiada, excesiva, anticipación, que el confusionismo global enmascaraba la ausencia de una trama, que la divagación escondía en realidad un reciclaje de ideas, y que la belleza formal no podía en modo alguno compensar la sensación de vacío que se extendía sobre sus páginas.

Lo radical de la propuesta, llevó a sus crecientes detractores al absurdo de cuestionar la valía autoral del autor Yugoslavo. No eran precisamente pocos los que dudaban de que Bilal pudiese dar un sentido a todo lo leído hasta entonces.

“¿Cuatro?” en principio, parecía seguir la tónica de sus predecesores, un album excelente pero en exceso confuso. Si bien es cierto que se llegaba al menos a cierto atisbo de conclusión, el fin último de lo narrado permanecía esquivo, oculto, inasible… hasta llegar a la antepenúltima página. Y es entonces cuando todo cambia.

(continuará)

Manuel Ruiz Galán

5/5/2007

5 comentarios:

Salva dijo...

Ummm... Bilal es una de mis asignaturas pendientes. A ver si me pongo con él, porque siempre me ha atraído.

Peter dijo...

Te aseguro que es un gustazo seguro. Para empezar siempre recomiendo la trilogia nikopol. Y la reciente tetralogia del sueño del monstruo se acaba de convertir ya en otra pedazo de obra de este hombre, es más, la más evolucionada en la trayectoria de cada álbum.

manuelruiz dijo...

Dentro de poco os mandare la segunda parte del articulo. Y tambien pienso como tú. Mejor empezar por la trilogia Nikopol ( yo empecé con La mujer trampa un verano de hace miles de años).

Aunque El sueño del monstruo me parece con diferencia la mejor de todas sus obras.

FelManuel dijo...

Gracias por este artículo; me ha parecido una reseña muy interesante, que no ignora la inaccesibilidad de esta obra, pero que tampoco arremete con pataletas contra ella. De hecho, se nota que te gusta, que, cuanto menos, te atrae, que la respetas. Ya estoy esperando la siguiente parte, con ansia.

En cuanto a mi opinión sobre Bilal, diré que es ambigua. Tanto como lo odio lo amo. Me decepciona tanto como me entusiasma, me sorprende y a veces lo aborrezco. Tanto por su forma de contar historias como por su estilo gráfico. ¿Qué es todo ese caos, estas historias a medio contar? ¿Y qué me decís del abuso de experimentalismo en la tetralogía del Monstruo (nada que ver con la serie de Nikopol)? Sin embargo, maldito sea, reconozco que estoy peligrosamente enganchado. Que me queda aún por leer Cita en París y ¿Cuatro?, y deseo con absoluto fervor zambullirme en ellos. Aunque temo quedarme como estaba cuando finalice el último número: es decir, sin enterarme absolutamente de nada. No me importaría que fuera así, si lograra maravillarme. O emocionarme, lo que sería quizás pedir demasiado.

Sea como sea, Bilal se ha convertido en uno de mis autores favoritos, tanto dentro del mundo del cómic como más allá de él. Tanto como reniego de él, lo defiendo.

Por cierto, mi primer contacto con este autor fue también la serie Nikopol, precisamente al igual que manuelruiz, con La mujer trampa; luego, vino La feria de los inmortales. Pero Frío Ecuador aún no ha caído en mis manos. Siendo sincero, La mujer trampa me encató en su momento, pero también me pareció un jarro de agua fría. Sobre todo, si se compara con La feria de los inmortales, un pedazo de genialidad. Después, vinieron EL sueño del monstruo y 32 de diciembre. Y la fiesta, o la pesadilla, deben continuar.

Otra cuestión: ¿alguien sabe si ha llegado a España la película que se hizo sobre la serie de Nikopol? ¿Hay películas de Bilal disponibles?

manuelruiz dijo...

En internet se puede conseguir algo de sus peliculas. Y te aseguro que con ¿Cuatro? redondea la historia de una manera que no te esperas. La 2 parte de la reseña se publicara en breve.

Saludos.